Los locales tambien tienen que contribuir a la instalación de plataforma salva escaleras

La instalación de la plataforma “salva escaleras” se plantea muchas veces como única solución para evitar las barreras arquitectónicas y permitir el acceso de sillas de rueda y de las personas con limitaciones físicas o mayores de 70 años y por tanto cualquier acuerdo de Comunidad que implique su instalación "ex novo" sería de obligado cumplimiento por Ley.

Las dudas surgen cuando el local no tiene acceso a la portería y por lo tanto es evidente que no e va a utilizar dicha plataforma por lo que muchas veces se plantean la posibilidad de impugnar el acuerdo solicitando que se reconozca el derecho a estar exonerado del gasto de instalación en base a que no va a utilizar dicho servicio.

Podría ser además que en los estatutos de la Comunidad constara que los locales no tendrán que contribuir a los gastos de escalera y ascensor si bien esta exención según han indicado los Tribunales significa que el local estaría exento tanto de los gastos ordinarios (conservación y mantenimiento) como de los extraordinarios (reforma o sustitución).

No obstante, si el edificio no tiene plataforma y ésta se instala para salvar unas escaleras, el local sí debe contribuir a los gastos de instalación aunque tenga acceso a la calle y por tanto no la vaya a utilizar, ya que se entiende que este nuevo servicio redunda en beneficio de toda la finca y supone un aumento de valor del inmueble.

El Tribunal Supremo ha indicado de forma reiterada que el alcance de la exención relativa a las obras de adaptación o sustitución de los ascensores no es comparable a los supuestos en los que la instalación se realiza por primera vez, pues se trata de garantizar la accesibilidad y mejora general del inmueble.

Qué ocurre si se trata de una plataforma. En este supuesto concreto aunque no se trate de la instalación de un ascensor sino de una plataforma “salva escaleras” se aplica por analogía lo indicado por los Tribunales sobre gastos de instalación de ascensor.

El Tribunal Supremo dictó una Sentencia en la que consideró que en los casos en los que la nueva instalación de una plataforma elevadora tiene por objeto la supresión de las barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de las personas en situación de discapacidad debe aplicarse por analogía lo mismo que ha indicado sobre la instalación de un servicio de ascensor y por lo tanto los gastos de su instalación deben ir a cargo de todos los propietarios tanto de viviendas como de locales, aunque no tengan acceso y por tanto no utilicen dicha plataforma.

Del mismo modo deberá aplicarse en adelante lo que han dicho los Tribunales, en relación a los locales, sobre los gastos de mantenimiento, reforma y sustitución si consta una exención en los Estatutos y por tanto no tendrán que pagar ningún gasto que derive de estos conceptos.

Añadir comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes.
4 + 7 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Información del autor

Abogada especialista en Arrendamientos, Comunidades, Hipotecas (cláusula...
barcelona (BARCELONA)
43008 puntos