Las independencias latinoamericanas

Las independencias latinoamericanas

Desde principios del Siglo XIX America Latina decidió separarse de España. ¿Qué ocurría en esa época para que lo hicieran? Hubo muchos factores. A finales del Siglo XVIII, en el año 1776, Estados Unidos declara su independencia. Este hecho hace que los países latinoamericanos se inspiren en declararse independientes. Pero hubo otro factor muy pero muy importante que fue la situación económica que vivían los países europeos. Esta situación económica, debido a la gran cantidad de dinero que se gastaba en las guerras, habían debilitado las arcas de los europeos abandonando, por decirlo así, sus colonias americanas. Si no había dinero para mantenerse en Europa, menos dinero habría para mantener las tropas en América. Fue entonces cuando, apreciando esta situación, los esclavos y colonizados empezaron a rebelarse. Así en el año 1804, la parte occidental de la Isla de Santo Domingo, Haití, declara la independencia de Francia. Los franceses no aceptaban dicha independencia porque su Constitución disponía que Haití le pertenecía. Sin embargo, a fuego y muerte, los haitianos mantuvieron su independencia.

En el año 1810 Simón Bolívar inicia la lucha de independencia de Venezuela, lucha que luego se extiende a otros países latinoamericanos como Bolivia, Colombia hasta El Perú. Los españoles, alegaban a su favor que la Pepa, o sea su primera Constitución de 1812, prohibía que sus colonias fueran independizadas. No obstante la lucha de independencia en los países americanos se mantuvo.

En el año1821, en el denominado periodo de la España Boba, es decir un periodo en el que España se había olvidado de la parte oriental de la Isla de Santo Domingo, el Lic. Núñez de Cáceres proclama la Independencia de nuestro país.

Los periodos de independencias se fueron extendiendo por toda Latinoamérica hasta llegar a nuestra situación actual, un continente totalmente independiente de las colonias europeas, en los que, para lograrlo tuvo que violarse todas las constituciones de los colonizadores de allí.

En conclusión, nada es gratis, todo cuesta. Hoy somos lo que somos luego de pagar un precio y, gracias a ese precio hoy somos libres.

Luis Alberto Luciano Rosario,
Abogado
Mediador Civil-Mercantil

Añadir comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes.
11 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Información del autor

Especializado en Derecho de Familia.
sevilla (Sevilla)
13686 puntos