Las consultas gratuitas

Las consultas gratuitas

Cada día que transcurre los abogados nos sentimos como si nos quisieran sacar del mapa nacional ya que las medidas que día a día toman las autoridades reflejan el deseo de que dejemos de ejercer nuestra digna carrera.

Nos encontramos con una competencia tan desleal que a veces nos dan ganas de tirar la toalla. Y es que nos quieren minusvalorar de una forma tal que, lamentablemente, da mucha pena.

Donde quiera que nos movemos nos encontramos con que, todos quieren saber derecho, tan es así que entre las gestorías y las asesorías cada día que pasa quieren usurpar nuestra funciones. Nuestra carrera la han desmembrado de forma tal que el abogado tendrá que conformarse con ir al juzgado a interponer demandas de divorcios y a representar a algunos clientes en juicios de falta, y ni eso, porque según la Ley de Enjuiciamiento Criminal para los juicios de falta no es necesario abogado. Si encontramos un juicio de falta tenemos que darnos con un canto en el pecho, ya que son los mismos funcionarios los que le dicen a los clientes que para dicho juicio es necesario nuestros servicios. Así mismo al abogado le han puesto la competencia del graduado social, limitándose sus actuaciones en materia laboral; los gestores y asesores llevan casi todo el derecho administrativo y los abogados de oficio monopolizan el derecho penal porque ¿quién va a pagar a un abogado penalista si tiene un abogado de oficio gratuito? Con una población laboral mil eurista, (que ganan mil euros), el requisito primordial para obtener un abogado de oficio es ganar unos 14.000 € al año, ¿quién va a pagar por un caso civil si tiene abogado de oficio civil gratis? Siendo así, los casos civiles privados es muy difícil que nos llegue, quedándose los mismos en el turno de oficio.

Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido el establecimiento, y el aumento desproporcionado, de las tasas judiciales, mismas que no permiten que el cliente, en una situación económica como la que estamos viviendo, pueda pagar una tasa de 300 € para interponer una demanda o de 800 € para apelar una sentencia en la que dicho cliente quiera hacer valer su derecho.

Cuando una persona se siente enferma solicita cita a un médico, si es muy grave acude de urgencia al mismo. Los seguros médicos, públicos y privados, permiten que una persona asegurada asista al médico y “no paguen consultas” ¿es así? Realmente no ya que esas consultas estás pre-pagadas pues los asegurados pagan mes tras mes sus correspondientes pólizas. ¿Qué ocurre cuando una persona no tiene seguro médico? Pues que se dirige al médico y paga sus consultas, no importa el valor de la misma, lo importante es la salud física. Pero ¿qué ocurre cuando una persona tiene un problema jurídico? Pues que esta persona pide cita a un despacho de abogados, va, se consulta; el abogado le da la solución jurídica, pero, a la hora de marcharse, contrario a lo que ocurre con la visita al médico, expresa que no tiene dinero para pagar la consulta. ¿Consulta gratuita? Sí. Eso es lo que piensa la mayoría de los que visitan al abogado. ¡Qué falta de respeto!

Otorgar una consulta gratuita no es ningún problema, siempre y cuando quien te consulta te deje el caso; pero lo que más molesta es que te consultan, le das la solución a su problema jurídico y le llevan el caso a otro abogado, pero lo hacen luego que tú le diste la solución a su problema jurídico gratuitamente.

Una de las situaciones que mas molesta para el abogado, por lo menos para mi, es el abuso de confianza de aquellos que nos consultan gratuitamente ya que piensan, no que somos abogados sino que somos tontos pues nos consultan, no con ánimo de resolver sus problemas sino con ánimo de dañar a otros, o nos llaman con ánimo de defraudar a Hacienda; nos preguntan a fin de que violemos la Ley, dándoles información de cómo dejar de pagar a otros, entre ellos a Hacienda.

Realmente deberían tener un poco más de respeto hacia profesionales que se han pasado toda la vida estudiando las intríngulis de un Sistema Jurídico que cada día se pone más difícil a la hora de conocer e interpretar unas leyes que pretenden abarcar todo el quehacer de la vida. Tener más respeto para aquellos que, gracias a su sapiencia, conocen la solución a sus problemas jurídicos.

Luis Alberto Luciano Rosario,
Abogado,
Colegio de Abogados de la República Dominicana
Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas
www.jordanyluciano.com

Comentarios

STA72613.JPG
Abogado - experto en Juicios
Con despacho en Las Palmas (Gáldar)

Muy acertadas tus palabras, el mundo está lleno de pícaros, listillos y desvergonzados. ¡Qué lastima!

Que reflejada me he sentido con tus palabras. Tienes toda la razón, somos el último escalón de la escala judicial, cualquier persona se le estropea la lavadora, llama al técnico y por mirarla, como mínimo te cobra el desplazamiento, nunca menos de una hora y nosotros, tenemos que atender a las personas, darles la solución, realizar las llamadas y todo gratis, alguno te dice "que como no has solucionado el problema" o no "le has hecho nada", es decir el asesoramiento, el que no meta la pata, es no hacer nada.
Creo que también está en nuestra mano que se nos tenga un poco más en cuenta y hacer valer nuestro saber y experiencia adquirida a través de años de conocimiento.
Solo nos faltaban las tasas judiciales, que ya es lo que nos faltaba, tendremos que ir pensando en otra cosa...

Logo_negro_sombra.jpg
Abogado - experto en Juicios
Con despacho en Madrid (Torrelodones)

Es una lucha constante, además, páginas como ésta, aunque útiles, no ayudan a cambiar la percepción de que una consulta legal hay que pagarla. En la misma línea escribí un post que quizá te apetezca leer:
http://www.antonabogados.com/2010/02/11/abogados-on-line-y-abogados-gratis/

Un saludo.

LUIS.jpg
Abogado - experto en Juicios
Con despacho en sevilla (Sevilla)

Hola Rosana. Tienes razón en todo lo que manifiesta. En cuanto a la lavadora te diré que, una vez se nos dañó la lavadora, llamamos al técnico y, por venirla a ver y abrirla nos cobró 179 €; lo único que pudimos hacer fue pagarle. Ahora bien, en cuanto al tema te encuentras con unos carotas que van a tu Despacho, te llenan de papeles, te consumen más de una hora y después te dice que no llevaron dinero para la consulta y que te la pagan después; luego te cansas de llamarlos y, ni te levantan el teléfono dando tú por perdido tu trabajo. Tenemos que ponernos más duros con este asunto.

Saludos.

DSCF4633-abogae.jpg
Abogado - experto en Consumidores y Usuarios
Con despacho en tarragona (tarragona)

Sabias palabras... pero por desgracia caídas en saco roto. Pero, y este un pequeño detalle a dejar patente, la culpa es exclusivamente nuestra, y lo digo en primera persona del plural. Somos nosotros, letrados, los que con afán de poder tener un solo cliente hacemos las mil y una virguerías para contentarlo: primera consulta gratuita, atención personalizada sin compromiso, presupuestos sin compromiso, estudio de documentación sin compromiso... y nos dicen que se lo repiensan mejor, y una sonrisa en la cara y "aquí estamos para servirle", mientras se marchan riéndose del colectivo, ¿y por qué? porque hemos entrado en la dinámica de ofrecernos a lo más bajo posible para ver si no se van con el compañero, el cual está esperando que el potencial cliente salga de tu despacho para ofrecerle el servicio a mitad de precio. Pero eso sí, ¡Ay de ti si te equivocas! que rápidamente se lanzan a tu seguro de responsabilidad civil. ¿Por qué asesoramos sin compromiso? ¿Por qué ofrecemos detalles de todos los pasos que se han de seguir para un resultado? Si ofrecemos la hoja de ruta ¿para que nos quieren? Pero no aprendemos. Pero a esto poco ayudan páginas como estas, donde no se sabe muy bien si lo que quieren es una primera aproximación al problema o la solución íntegra. Si uno da un apunte, viene el siguiente y remata el contenido ¿Qué esperamos? ¿Que la crisis nos vaya comiendo uno a uno hasta que solo queden cuatro? No nos equivoquemos, quedarán las grandes firmas, las que nunca se sentarán con un ciudadano de recursos limitados por no disponer de los medios precisos para pagar sus honorarios. Nosotros, los pequeños, nos habremos devorado entre nosotros. He tenido reuniones con gente que desconocía mi profesión ni sabían de mis estudios, y he visto reírse de como se aprovechan del sistema para ir trapicheando sin gastar nada... mientras que nosotros tenemos que tener el seguro de responsabilidad civil, las cuotas de la mutua al día, las del colegio.
http://www.abogae.com/subrealista-informaci%C3%B3n
Así nos ven y así nos tratan.
Pero además, podemos comprobar como las preguntas que se formulan aquí, las formulan también en posttigo y en abogados365, lo que nos lleva a poner de manifiesto ¿realmente cumple el perfil de promoción del abogado esta página? o ¿solo satisface el afán de resolver problemas sin percibir retribución alguna? porque coste tiene... para el abogado.
Se pueden tener los honorarios más holgados o menos holgados... pero cuando llegamos al extremo de dar por sentado que puede darse un asesoramiento sin pagar, el problema radica ya en el colectivo.
Tras años de servicio, prestando funciones jurisdiccionales en el Social, llegué a pronunciar una máxima que se repite con intensidad en el tiempo: el jurista es el máximo defensor de sus derechos... menos de los suyos propios.

Tienes mucha razón, la culpa es nuestra. Somos el colectivo que menos defiende sus derechos.
Un médico se equivoca, que todos nos podemos equivocar, y no encuentras ningún médico que te ponga en un informe, que el primer médico lo hizo mal. Sin embargo, como un abogado se equivoque, otro compañero está dispuesto a tirarse a la yugular. Yo no, por supuesto.Ni a hacer putadas a los demás, el asunto se debe ganar en sala, no utilizando triquiñuelas y haciendo perder tiempo al contrario.No todo vale!!
Y en cuanto a lo de bajar precios. Yo tengo un despacho pequeño, estoy cobrando por una separación mutuo acuerdo 300,- € menos que hace 10 años y aún así, hay gente que me ha dicho que voy cara, me piden presupuesto y no vuelven, quiere decir que algún compañero lo hace más barato.
Pero he decidido que no voy a bajar más, si no les parece bien, que lo haga otro, yo no.Prefiero quedarme en mi casa.
Creo que nos tendríamos que plantear, la dignidad de la profesión.

Añadir comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes.
5 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Información del autor

Especializado en Derecho de Familia.
sevilla (Sevilla)
13686 puntos