Impuesto de Actos Juridicos Documentados, quien lo paga?

El Tribunal Supremo ha notificado este martes 13 Noviembre la Sentencia que obliga a pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, a la postre el gasto más alto de las hipotecas, a los clientes y no a los Bancos.
La Sentencia carga contra lo que fue un cambio jurisprudencial tan insólito como radical para el que la Sección Segunda no tenía base suficiente. Las decisiones de esa Sección sobre el impuesto de Actos Jurídicos Documentados "se han separado de la jurisprudencia reiterada de esta Sala sin fundamento suficiente", según los 15 magistrados firmantes, entre ellos el presidente de la Sala, Luis Diez-Picazo.
Insólito fue también el Pleno convocado por el presidente de la Sala, Luis Díez-Picazo, al día siguiente de conocerse el cambio jurisprudencial. Un Pleno, añaden, que se convirtió el "escenario en que se ha representado una suerte de auto de fe contra la doctrina jurisprudencial contraria a los bancos.
En cuanto al contenido de la Sentencia, en las últimas líneas hace acopio de los argumentos que llevan a revocar el cambio de jurisprudencia y volver al criterio anterior de que “paga el usuario”: "Lo discutible del criterio adoptado por la Sección en la determinación del sujeto pasivo del impuesto; la existencia de una jurisprudencia constante y, a la postre, uniforme de las Salas de lo Civil y de lo Contencioso-Administrativo [...] en un sentido radicalmente contrario; la ausencia de factor extrínseco alguno o de realidades jurídicas diferentes a las que ya fueron tenidas en cuenta tanto por las sentencias de este Tribunal Supremo como por los pronunciamientos del Tribunal Constitucional en una jurisprudencia inveterada y sin fisuras; la absoluta pertinencia en pro de la seguridad jurídica y de la propia noción de jurisprudencia de mantener en tales circunstancias la jurisprudencia existente por encima del criterio subjetivo de quienes componen un órgano colegiado en un determinado momento; y la circunstancia conforme a la cual, habida cuenta de la evidente dificultad interpretativa de los preceptos implicados, de la que da buena prueba el resultado mismo de este Pleno, la definitiva determinación del sujeto pasivo haya de responder a una opción de política legislativa que será igualmente válida desde el punto de vista constitucional".
Precisamente esa opción de política legislativa llevó al Gobierno, al poco de conocerse la decisión del Supremo, a cambiar la ley y atribuir claramente el impuesto a los bancos. Las consecuencias de que el Alto Tribunal haya decidido finalmente no cambiar la jurisprudencia es que se cierra la vía para que los hipotecados reclamen lo pagado hasta el momento de esa modificación legal, todo ello claro está en pro de la seguridad jurídica.

Añadir comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes.
1 + 8 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Información del autor

Abogada especialista en Arrendamientos, Comunidades, Hipotecas (cláusula...
barcelona (BARCELONA)
44076 puntos